6 Razones por las que deberías ver Damages

Hace pocos días terminó una de las mejores series que se han emitido en el panorama televisivo actual. Estoy hablando de Damages, traducida en España como Daños y Perjuicios.

Damages es una serie que se enmarca dentro del género de “series de abogados”, un género muy recurrente en nuestros días y que viene precedido del éxito de series como La Ley de Los Angeles y la más reciente Ally McBeal. A día de hoy, son numerosas las series que se pueden agrupar en dicho género. Un ejemplo, y además de mucha calidad lo tenemos con The Good Wife.

Damages trata la historia de Ellen Parsons (Rose Byrne), una recién graduada en derecho y que aspira a (y consigue) trabajar en uno de los mejores bufetes de abogados de Nueva York. Este bufete es propiedad de Patty Hewes, una mujer misteriosa, sin escrúpulos y dispuesta a lo que sea por conseguir sus objetivos. A partir de aquí, la serie se estructura de una manera en la que cada temporada se aborda un nuevo caso, de principio a fin. ¿Esto quiere decir que la serie no tiene finales impactantes? Para nada, si por algo se ha caracterizado Damages es por dejarnos boquiabiertos entre temporada y temporada.

Per bueno, volvamos al tema que nos ocupa y hablemos de las 6 razones por las que deberías ver Damages (si es que no la has visto ya):

  • Glenn Close (Patty Hewes). Ella misma es una razón, por no decir “la razón”. Ella es el alma de la serie. Un animal interpretativo sin discusión que despliega en cada episodio toda su garra y toda su furia. Borda como ninguna el personaje de Patty Hewes y provoca en el espectador un sentimiento de amor-odio sin precedentes. Destaca que Glenn Close ha sido nominada a los Emmys en tres ocasiones por este papel, llevándose el galardón en dos ocasiones (2008 y 2009). Este año vuelve a estarlo y en mi opinión es una de las grandes favoritas para hacerse con él.
  • Rose Byrne (Ellen Parsons). El 50% de la historia. Rose Bryne borda el personaje de Ellen Parsons. Un personaje que empieza como una persona tímida, vulnerable y muy manipulable, y que acaba convirtiéndose en una mujer madura fria y calculadora. Evidentemente, este cambio de caracter viene marcado por los acontecimientos que le van ocurriendo durante las diferentes temporadas y por supuesto, ese cambio está provocado por su relación con su jefa, Patty Hewes. Rose Bryne ha sido nominada en dos ocasiones a los Emmy en la categoría de Mejor Actriz de Reparto en Drama, pero las dos veces se ha ido de vacío.
  • El duelo interpretativo entre estas dos actrices que, pese a que sean de generaciones muy diferentes, hacen que se igualen en la pequeña pantalla. Los cruces de miradas, la hipocresía que manifiestan ambos personajes en su relación y sus largas charlas, eclipsan todo lo que les rodea. Sin duda, un gustazo.
  • Estructura narrativa. Es sin duda lo que más me llamó la atención al ver la primera temporada, y es una pauta que se repite a lo largo de toda la serie convirtiéndose en su seña de identidad. La serie está construida mediante acontecimientos del presente y escenas (cuidadosamente escogidas) del futuro, los llamados flash forward. De hecho, todas las temporadas inician con imagenes del final de la misma, lo cual, inicialmente desconcierta al espectador pero que posteriormente provoca justamente lo contrario, un efecto “enganche” sin precedentes ya que a medida que pasan los episodios, los flash forwards van mostrando más detalles de lo que será el final de la temporada. He de decir que este recurso nunca me ha gustado cuando se usa en un episodio suelto, pero visto el efecto conseguido al aplicarlo en una temporada completa, me parece un recurso super acertado.
  • Sus actores de reparto. Evidentemente, la serie no solo es cosa de dos. Pese a que el peso argumental recaiga sobre las dos protagonistas, los actores de reparto tienen una especial relevancia en las tramas y en ocasiones se convierten en parte fundamental en el devenir de las mismas. De los muchos que han pasado por la serie destacan Tate Donovan, que interpreta a Tom Shayes, el fiel “partner” (socio) dentro de la firma.  Ted Danson, que interpreta al despiadado Arthur Frobisher en las dos primeras temporadas. El inagotable y fantástico Zeljko Ivanek o el desconcertante William Hurt entre muchos otros.
  • Por ser una superviviente. Emitida inicialmente por la cadena de cable FX, la serie estuvo declarada cancelada al finalizar su tercera temporada. Fue la cadena Direct TV quien vio que la serie todavía no había dicho su última palabra y le concedió dos temporadas finales a razón de 10 episodios cada una. ¿Este es un motivo para verla? En mi opinión si, porque la serie, tras pasar un año en blanco (2010) volvió con más fuerza.

En fin, espero que con estas 6 razones te hayan entrado ganas de darle una oportunidad. Yo lo hice y la verdad es que no me arrepiento lo más minimo. Al fin y al cabo, es una de las mejores series de la última década.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s