EN DIFERIDO. The Amazing Spider-Man

5 años han pasado desde que Sam Raimi estrenara la ultima película de su particular visión del superhéroe trepamuros de Marvel. Spider-man 3 supuso un bofetón para todos los aficionados a los comics de Spider-man. No lo vamos a negar, la película era mala con ganas, y más teniendo el precedente de la estupenda Spider-man 2.

Pues bien, a lo que iba, 5 años después tenemos un “reboot” de la franquicia. Para muchos, es demasiado poco tiempo entre una entrega y la otra. Para otros, es la manera perfecta de olvidar aquella película. Sea como fuere, Sony se mostró decidida a sacar el proyecto adelante, y para ello contrató los servicios de Marc Webb, un joven director con poco bagage en labores de dirección cinematográfica y cuya película más reconocida era (500) Days of Summer.

¿Que salió de todo esto? ¿Es realmente una película que haga olvidar a lo visto en Spider-man 3? Pues vamos a ello.

La verdad es que me he retrasado bastante en verla, por eso he decidido invadir esta sección, tradicionalmente en manos de María, y la verdad es que la espera ha merecido la pena (en parte).

The Amazing Spider-man, que así es como se titula la película (en un claro guiño al título de los cómics originales), es una película que cumple, por lo alto, pero simplemente cumple.

La historia aborda (nuevamente) el inicio del personaje y de cómo se convierte en el superhéroe que todos conocemos. La película da comienzo con imágenes de la infancia del personaje, algo que no habíamos visto en las anteriores adaptaciones cinematográficas. El joven Peter sufre el abandono por parte de sus padres por circunstancias que no conocemos, quedando al cuidado de sus tíos Ben y May Parker, interpretados por los acertados Martin Sheen y Sally Field.

Pasan los años y nos encontramos en la época que si que habíamos visto en el cine. La época del instituto en la que el joven Peter Parker, ya interpretado por el joven Andrew Garfield, vuelve a mostrarse como un joven débil, solitario y poco destacado dentro del esquema social del instituto.

A diferencia de las anteriores entregas, en esta ocasión no contamos con la presencia del eterno amor de Peter Parker, Mary Jane Watson, sino que en esta ocasión, se ha optado por una mayor fidelización con el cómic y se nos presenta al que fue el primer amor del personaje, Gwen Stacy. Gwen, interpretada por la guapísima Emma Stone, se nos presenta como una chica inteligente, segura de si misma, y que siente, en parte, algún tipo de empatía / atracción por el joven Peter.

Ambos actores cumplen con su cometido, personificando de una manera más que correcta a sus personajes. Si bien considero que Andy es un poco joven comparado con los cómics, también es cierto que esa apreciación se diluye completamente a medida que avanza la película.

A partir de aquí, pues poco a poco lo que ya conocemos. A Peter le pica una araña modificada genéticamente (no radiactiva) y zasca! ya tenemos Spider-man.

Lo curioso del asunto es como nos ubican a Peter en el escenario con la araña que finalmente le picará. Tradicionalmente fue duante una visita guiada del instituto a unas instalaciones científicas. En esta ocasión Peter se “cuela” en Oscorp a raiz de descubrir unos apuntes científicos de su padre y que le relacionaban directamente con un científico que trabaja en dicha compañía, el Dr. Curt Connors.

Los aficionados al cómic (y a los dibujos animados) reconocerá inmediatamente ese nombre. Connors está interpretado por Rhys Ifans, un actor británico conocido principalmente por haber interpretado a Spike en la comedia romántica Notting Hill. No puedo ocultar mi sorpresa y desconfianza cuando supe que este actor era el elegido para interpretar al conocido científico, pero he de reconocer que no lo hace mal.

El actor da vida a un Curt Connors amargado por no saber avanzar en sus investigaciones regenerativas, en parte por no contar con la presencia de su compañero Richard Parker (Campbell Scott), si, el padre de Peter. Unas investigaciones que le llevarían a poder “regenerar” su brazo y a curar a un misterioso (y gravemente enfermo) Norma Osborn, al que no vemos en toda la película.

Aquí viene mi primer punto negativo. Por muy aficionado a la ciencia que sea nuestro protagonista, no me creo que él solo descifre una fórmula complicadísima y que le permite al doctor Connors alcanzar la meta que se ha propuesto. Lo siento pero no me creo ese detalle.

A partir del momento de la picadura, tenemos el proceso de transformación que lleva a Peter a distanciarse de sus tios, en parte por su extraño comportamiento y que acaba derivando, nuevamente, en la muerte (evitable) de Ben Parker. Evitable porque nuevamente, la muerte se debe en parte a la arrogancia de Peter.

Cargado con la culpa de la muerte de su tío, Peter decide emprender una cruzada para buscar al asesino de su tío. Una cruzada que emprenderá ocultando su rostro con una simple capucha.

Aquí tenemos otro detalle que no me ha gustado de la película. El personaje de Peter Parker / Spider-man está demasiado expuesto, es decir, que se le ve la cara en demasiadas ocasiones. No me creo que nadie lo pueda reconocer, más teniendo en cuenta que sus primeros síntomas de sentido arácnido y super fuerza, los muestra en un vagón de tren repleto de gente y con la cara descubierta.

Algo que si que me ha gustado del proceso de transformación en el superhéroe es la manera en la que se confecciona el traje. En anteriores adaptaciones, se nos había presentado a un Peter Parker con clarísimas dotes de costurera. En esta ocasión, se muestra un proceso de creación más creíble, ya que nos muestra cómo se limita a comprar una prenda deportiva técnica para después “tunearla” con sus colores definitivos. También me ha gustado la fidelidad con el cómic en el detalle de los “lanza telarañas” ya se mantiene la fidelidad al cómic y es el propio Peter el que se construye los disparadores basándose en una tecnología robada de Oscorp. En mi opinión, mucho más “creíble”.

Volvemos con el Dr. Connors porque durante la transformación del personaje principal, también sufre una transformación ya que por desavenencias con la dirección de la empresa, deciden apartarlo del proyecto. Esta destitución no le impide inyectarse el suero de la regeneración en su propio cuerpo. Como el suero tiene ADN de reptil (que tienen la habilidad de regenerar partes de su cuerpo), el doctor consigue regenerar su brazo. Pero como todo no puede ser bonito y precioso, algo saldrá mal y el suero le provocará una transformación en un lagarto gigante y muy fuerte y que curiosamente, es muy muy malo.

Como comentario acerca de el Lagarto (Lizard), he de decir que está muy bien hecho y que da mucho miedo. Por contra de lo que pensaba cuando vi las primeras filtraciones de la apariencia del personaje. En este aspecto, estoy más que satisfecho.

Ya tenemos al bueno y al malo de la película con sus poderes completamente desarrollados y dispuestos a hacer de las suyas, pero ¿que pasa con Gwen? Durante este tiempo, le ha dado tiempo a enamorarse de Peter. Un Peter que tras la transformación en Spider-man, se muestra mucho más seguro de si mismo. También se nos presenta a la figura del padre de Gwen, el Capitán Stacy, interpretado por Denis Leary. Un padre responsable y que desconfía de la figura de Parker y por supuesto de Spider-man, sin saber que son la misma persona.

El desarrollo de la trama es bastante entretenido. La película no adolece de altibajos que afecten al ritmo de la historia, quedando una producción bastante dinámica.

En cuanto al final, la verdad es que lo vemos venir a medida que avanza la película, y todo aquello que prevemos que va a ocurrir, acaba ocurriendo. En parte, esto puede considerarse como un punto negativo, pero también es cierto, que en una película de superhéroes tiene que ganar el bueno si o si.

Los daños colaterales que se nos muestran abren la puerta a que algún personaje no regrese en una más que confirmada segunda parte. Es el caso de Emma Stone, la cual no tiene confirmado su regreso, pero que es perfectamente comprensible si no ocurriese visto el final de la película.

Dejando de lado la historia y los personajes, el apartado técnico es muy bueno. La verdad es que se consigue un Spider-man mucho más natural. Las escenas en las que Spider-man salta de edificio en edificio, son, evidentemente generadas por ordenador, pero también es verdad que no se nota nada de nada.

Una cosa que me ha gustado mucho en esta producción es el punto de vista en primera persona de Spider-man, pese que pensaba que lo utilizaría más, es un recurso muy interesante y que encaja a la perfección con la película.

En definitiva, entretenimiento palomitero puro y duro, pero que creo que hará las delicias de los aficionados al personaje siempre y cuando no vean la película con el cómic en la mano para comprobar los detalles (algo que nunca debe hacerse). Una película tan disfrutable en un primer momento, como olvidable con el paso del tiempo. En mi opinión, demasiado enfocado a las nuevas generaciones.

Para pasar un rato entretenido.

Anuncios

Una respuesta a “EN DIFERIDO. The Amazing Spider-Man

  1. Pingback: Latino » Blog Archive » EN DIFERIDO. The Amazing Spider-Man

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s