Sean Connery rechazó ser Gandalf en ‘El Señor de los Anillos’

Y por ello dejó de ganar 445 millones de dólares… Veamos que ocurrió y por qué lo rechazó.

Según afirma Celebrity NetWorth, el actor escocés fue el primer candidato para interpretar al mítico mago en la no menos mítica saga. Warner Bros quería a una cara muy conocida para abanderar su nuevo macro proyecto cinematográfico, la adaptación de la obra literaria de J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos, y quien mejor que Sean Connery para interpretar a uno de sus personajes más emblemáticos y reconocibles, Gandalf. No cabe duda de que la productora asumió muchos riesgos al aceptar el proyecto, ya que suponía rodar las tres entregas al mismo tiempo y durante todo un año. Normal que quisieran un actor de ese calibre.

Para intentar convencer al actor, que en aquel entonces ya estaba pensando en su retirada, le ofrecieron la nada despreciable cifra de 10 millones de dólares por hacer las tres películas y lo que es más importante (e impresionante), le ofrecieron un 15% de la recaudación total de la saga.

Para que os hagais una idea, la saga recaudó en todo el mundo la friolera de 2.900 millones de dólares, por lo que un 15% de esa cantidad hubiesen supuesto 435 millones de dólares, que unidos a los 10 que le habían ofrecido como cantidad inicial suman la cantidad de 445 millones de dólares. Una auténtica barbaridad que le hubiese permitido tener un retiro laboral más que cómodo (no es que ahora viva mal, dicho sea de paso).

El actor, que llegó a leerse el guión, afirmó que rechazaba el papel simplemente porque después de leérselo, “no había entendido nada”. ¿En serio? ¿Tan corto es? Yo creo que el papel de Gandalf está bastante clarito en los libros, en fin…

Si ya tiene delito que el actor rechazara el papel, más delito tiene saber cual fue la película elegida en lugar de la trilogía de Peter Jackson. La película que escogió fue La Liga de los Hombre Extraordinarios. Si, ¿os acordáis de ella? Un bodrio de proporciones cósmicas y que destrozaba de una manera indiscriminada la novela gráfica de Alan Moore en la que estaba basada. La película fue un tremendo fracaso de crítica y público, y precipitó la retirada del actor del mundo del cine. La verdad es que da pena ver como un actor de la talla de Sean Connery sea recordado por esta “película”.

¿Que ocurrió después? Pues lo que todos sabemos (y la mayoría hemos visto). El papel de Gandalf el Gris recayó en el actor Ian McKellen, seguramente por un sueldo mucho menos. Un papel que le supuso la nominación al Oscar y que perdió, de manera muy injusta, a manos de Jim Broadbent por Iris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s