Muere Larry Hagman. ¿Es el fin de una era?

Ayer murió Larry Hagman, el malo malísimo J.R. de Dallas. Tenía 81 años y desde hacía tiempo arrastraba una enfermedad que al final se lo ha llevado. A él y lo que representaba.

Fue un auténtico icono de los ochenta, cuando series como “Dallas“, “Dinastía” o “Falcon Crest” acercaban al espectador español a un mundo desconocido, de ricos, de excesos, de líos amorosos, de padres secretos e hijos descarriados. Fue el boom del culebrón norteamericano, del folletín con caché.

Y estos malos malísimos, J.R., Alexis  o Ángela Channing ocuparon su puesto en las conversaciones marujas de las amas de casa que vieron alterado su ritmo uterino. De pronto irrumpía en sus casas cada mañana o en las noches de domingo, un capítulo cada cual más descabellado donde los lujos convivían con las miserias del alma, dentro de un marco de sofisticación que sólo pertenece a los ochenta. ¡Qué época!.

Y todos recordaremos a Larry Hagman por eso, por J.R. y sus elucubraciones para derrotar a su hermano Bobby, por su deslealtad para con su esposa la alcohólica Sue Ellen. Todo dentro del rancho más famoso de todos los tiempos. Vinieron copias como “La rosa amarilla” con una Cybill Shepherd espectacular, pero no fue lo mismo. Ni por asomo. Los Ewing eran mucho Ewing, y desde 1978 hasta 1991 esta serie creció y sus personajes se reprodujeron dando paso a más intérpretes volcados en este vodevil de ganado y petróleo.

Pero Larry Hagman era más que J.R. Le recordaremos por este papel (lo consagró) pero dentro de su carrera existieron más personajes. Antes de este repaso, pongo un acento sobre una escena de Superman. Esa en la que un grupo de militares transportan misiles que el malvado Lex Luthor pretende desviar de su trayectoria. Pues el militar que se “ofrece” a realizar un “masaje cardíaco” sobre los pechos de Valerie Perrine, es el gran Larry Hagman. Muy buen momento. Y escaso, fue su única escena en este mítico film.

¿Qué más hizo Larry Hagman?. A finales de los años cincuenta actuó en cuatro obras de Broadway y en 1964 debutó en la pantalla grande junto a Jack Nicholson en Ensign Pulver, siguiendo con Fail-Safe con Henry Fonda.

Durante cinco años protagonizó la serie I Dream of Jeannie  a la que siguieron Here we go again y The good life. Y más títulos de relevancia como The eagle has landed, integrado en un elenco de nivel.

Y en la etapa posterior a Dallas, tuvo sus momentos dentro de películas como El tercer gemelo o Primary colors. Finalmente volvió a ser J.R. en esta nueva etapa de la serie.

Se acabó su historia y sus interpretaciones pero siempre será recordado como el malo malísimo del rancho Southfork.

Hasta siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s