Estrellas que en realidad son una ruina

Eddie Murphy

Que los norteamericanos son amantes de los rankings es algo que ya sabemos de sobra. Como cada año, la revista Forbes ha elaborado varias y entre ellas se encuentra una que resulta, cuanto menos curiosa.

Se trata de la lista de actores que, pese a tener sueldos millonarios y rostros muy conocidos, resultan una completa ruina para las productoras. En pocas palabras, son actores que resultan poco rentables. Esta lista se realiza en base al sueldo de la estrella en cuestión y la recaudación de dichas películas. Si tenemos un balance negativo, está claro que tenemos a una “estrella deficitaria”.

Veamos cuales son, porque muchos de ellos no son ninguna sorpresa:

sarah

10. Sarah Jessica Parker

La actriz que saltara a la fama mundial, pese a que antes ya tenía una carrera en la industria, interpretando a Carrie Bradshaw en Sex and the City, parece que no atrae a todo el público que podría pensarse. Este año ha estrenado I Don’t Know How She Does It, su enésima comedia romántica como protagonista absoluta. La película costó 30 millones de euros y apenas ha recaudado 25.

ben

9. Ben Stiller

Ha sido mi primera sorpresa en esta lista, pero analizando sus ultimas películas, la verdad es que no me extraña. El actor, antaño acostumbrado a éxito tras éxito parece que no está pasando una buena racha. La verdad es que la película Tower Heist no la he beneficiado lo más mínimo. Pero bueno, todavía sigue conservando éxitos como Madagascar 3: Europe’s Most Wanted, que pese a no ser el protagonista absoluto, su comportamiento en taquilla ha sido bastante bueno.

denzel

8. Denzel Washington

Otro caso que me sorprende bastante. Este año ha estrenado Safe House y Flight, y por lo que tengo entendido, no han funcionado del todo mal en taquilla (ojo, tampoco han sido bombazos). Supongo que el estar en esta posición se deba a su elevado cache a la hora de aceptar determinado papel.

adam

7. Adam Sandler

El rey de la comedia absurda y sin gracia. La verdad es que en este caso, por contra, no me sorprende lo más mínimo. El señor Sandler nos tiene demasiado acostumbrados a comedias malas que ya no funcionan bien ni en Estados Unidos. Bodrios como Jack and Jill y That’s My Boy son buena prueba de ello. Comedias infumables, que recaudan poco y cuyo protagonista cobra una auténtica pasta. Una mala combinación.

nicolas

6. Nicolas Cage

Otro que tal baila. Y es que no hay película mala (pero mala mala) en la que no aparezca el sobrino del señor Francis Ford Coppola. Este hombre tiene un ojo para las películas que me asombra. Me asombra para mal porque este año ha estado presente en todas los bodrios del año. Ghost Rider: Spirit of Vengeance y Stolen son dos muestras de la “calidad” de las películas en las que interviene. En mi opinión, creo que la carrera de este hombre ya no la salva ni una hipotética secuela de National Treasure (La Búsqueda).

jack

5. Jack Black

No puedo con este hombre. Nunca le he encontrado la gracia a este actor, y por supuesto, nunca he soportado ninguna de sus películas. Maravillas como Bernie o The Big Year, ambas fracasos estrepitosos de taquilla justifican esta posición sobradamente. Únicamente se salva por Kung Fu Panda 2, si no, creo que estaría mucho más arriba.

sandra

4. Sandra Bullock

A sandra parece afectarle el típico síndrome post Oscars. Y es que parece que desde que ganara el premio de la Academia de Hollywood por The Blind Side no ha tenido demasiado trabajo ni demasiado éxito. Este año solo ha estrenado Extremely Loud & Incredibly Close junto a Tom Hanks, y parece que no ha funcionado demasiado bien. Vuelvo al razonamiento de que los honorarios de la chica deben de ser demasiado elevados… pero claro, es que ha ganado un Oscar (sarcasmo).

reese

3. Reese Witherspoon

Otra que tal baila. Entramos en el top tres con una actriz que nos tiene demasiado acostumbrados a las comedias ñoñas. Una actriz que yo siempre he considerado demasiado sobrevalorada. Porque no me negaréis que cobrar 20 millones de dólares por hacer Legally Blonde 2: Red, White & Blonde no es pasarse. Es cierto que la primera parte era entretenida, pero 20 millones son muchos millones. Este año ha estrenado This Means War y tampoco es que haya sido para tirar cohetes.

katherine

2. Katherine Heigl

En segunda posición queda la nueva reina de las comedias románticas sin sentido y no aptas para diabéticos. Saltó a la fama por su intervención en Grey’s Anatomy y la verdad es que tardo relativamente poco en lanzarse a la gran pantalla. Películas como 27 Dresses y Knocked Up le funcionaron muy bien en taquilla, pero ahí quedó todo. El problema? El de siempre, su elevado caché incrementa demasiado el presupuesto de las películas y luego el problema es que no las ve casi nadie. El último ejemplo lo tenemos este año con One for the Money, que ha costó 40 millones de dólares y apenas ha recuperado la inversión.

eddie

1. Eddie Murphy

Y llegamos al puesto de honor con un actor que está en este puesto de una manera más que merecida. Eddie Murphy no da pie con bola. Se nota demasiado que no anda demasiado bien de dinero y esto le hace embarcarse en todo tipo de bodrios sin sentido (y sin gracia). Lejos quedan ya exitazos como Beverly Hills Cop (Superdetective en Hollywood) o The Nutty Professor (El Profesor Chiflado). Este año ha estrenado Tower Heist y ha sido un fracaso absoluto. Un puesto muy muy merecido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s